logo_adn_ciclista_50.png

No hay productos en el carrito.

0

No hay productos en el carrito.

0

ver artículos de:

¿El ayuno intermitente mejora el rendimiento?

¿Limitar tu consumo de calorías a una ventana específica cada día podría darte beneficios en tu rendimiento y salud? Vamos a analizar el ayuno intermitente.

Algunos estudios han sugerido que el ayuno intermitente (AI) te ayuda a ganar fuerza, quemar grasa y, en última instancia, mejorar tu rendimiento.

¿Qué es el ayuno intermitente?

Aquí está la clave: el ayuno intermitente no se trata de comer menos, sino de comer dentro de una ventana de tiempo específica.

Simplemente limitar tu consumo de calorías a un período específico cada día puede desencadenar una cascada de adaptaciones fisiológicas que pueden mejorar tu salud.

Las pautas básicas del ayuno intermitente dicen que debes ayunar durante al menos 12 horas todos los días, es decir, comer solo dentro de un intervalo de 12 horas y ayunar durante las otras 12 horas del día. El Dr. Satchin Panda, profesor del Instituto Salk de Estudios Biológicos, recomienda subir esa ventana a un ayuno diario de 14 a 16 horas para maximizar los beneficios, especialmente cuando se trata de mejorar la resistencia muscular.

12 horas pueden parecer mucho tiempo, pero considera que, en promedio, la mayoría de nosotros dormimos entre 7 y 9 horas por la noche. Si comes una cena relativamente temprana y haces un ejercicio rápido a primera hora de la mañana, lo más probable es que te resulte fácil entrar en esa ventana de ayuno con ajustes mínimos en tu horario.

Aumentar la oxidación de grasa

El ejercicio en ayunas obliga al cuerpo a usar sus sistemas de energía de manera más eficiente, ya que las reservas de carbohidratos casi se agotan después de un ayuno de 12 a 16 horas.

El ayuno también activa el sistema nervioso simpático del cuerpo (SNS), que es responsable de nuestra respuesta de lucha o huida. Cuando se activa el SNS, aumenta la frecuencia cardíaca, disminuye la digestión y aumenta la tensión muscular. Durante el ejercicio en ayunas, la activación del SNS provoca un aumento en la descomposición de la grasa para obtener energía (Varady et al. 2013).

La oxidación de las grasas también aumenta durante las 24 horas posteriores a un entrenamiento en ayunas (es decir, una sesión de ejercicios aeróbicos fáciles que se realiza a primera hora de la mañana después de un ayuno de 8 a 12 horas durante la noche). Esencialmente, el ayuno ayuda a tu cuerpo a ser mejor metabolizando la grasa en lugar de depender de los carbohidratos que están disponibles en un estado sin ayuno.

Disminuir la resistencia a la insulina

Muchos deportistas de resistencia toman pequeñas comidas cada dos horas (mientras están despiertos) para darle al cuerpo una fuente continua de energía durante todo el día. Sin embargo, la ingesta perpetua de alimentos también requiere una liberación constante de insulina para ayudar a mantener estable el azúcar en la sangre, lo que con el tiempo puede causar estrés en el cuerpo. Peor aún, si la insulina está constantemente presente en el torrente sanguíneo, el cuerpo puede desarrollar resistencia, que es un precursor de la diabetes.

Al igual que la respuesta de un músculo al estrés por ejercicio, tu sistema digestivo necesita tiempo para recuperarse para que pueda responder de manera eficiente al siguiente estímulo. El ayuno permite que el sistema digestivo, endocrino e inflamatorio del cuerpo se repare y reinicie (Sutton et al., 2018).

Si bien el ayuno nocturno generalmente proporciona al cuerpo el tiempo suficiente para descansar, el desafío de un entrenamiento matutino en ayunas es lo que pone a los sistemas fisiológicos del cuerpo (y los subsiguientes beneficios de resistencia) a la sobrecarga. Después de completar un entrenamiento en un estado de agotamiento de glucógeno, las respuestas de la hormona del crecimiento y la testosterona del cuerpo son más fuertes en comparación con los atletas que consumen más combustible constantemente (Greenfield 2018).

Cómo incorporar el ayuno intermitente en tu entrenamiento

El ejercicio en ayunas no necesita ser difícil, de hecho, la mayoría de los beneficios del ejercicio en ayunas se pueden lograr realizando un entrenamiento aeróbico ligero en un estado de agotamiento de glucógeno. Puede ser una caminata o caminata de 30 minutos, un baño fácil o incluso una sesión de sauna; la clave es moverse y aumentar tu ritmo cardíaco durante al menos 20-30 minutos (Greenfield, 2018).

El entrenamiento de intervalos de alta intensidad (HIIT) es mucho más difícil de realizar mientras estás en ayunas. Los HIIT (> 70% de FCmáx) requieren el uso de glucógeno como fuente de combustible, e intentar un entrenamiento HIIT en un estado de ayuno probablemente dará como resultado un bajo rendimiento debido a la baja disponibilidad de energía. Sin embargo, la capacidad para realizar entrenamientos de alta intensidad en un estado de ayuno parece variar mucho entre personas, por lo que habla con su entrenador antes de intentar tales entrenamientos.

También es importante recordar que el reabastecimiento de combustible es primordial después de un entrenamiento matutino en ayunas: el cuerpo absorbe fácilmente los carbohidratos, las grasas, las proteínas y los micronutrientes de manera rápida y eficiente en la ventana de 1 a 2 horas después del ejercicio en ayunas.

Cómo ayunar

El ayuno tradicional te permite beber solo agua durante el ayuno. Eso significa que no hay calorías, sal, azúcar, etc. Afortunadamente, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que puedes tomar un café por la mañana sin romper técnicamente tu ayuno, solo omite la leche y el azúcar (Panda, 2018).

Tu éxito en el ayuno intermitente para un rendimiento de resistencia depende de encontrar una ventana para comer que funcione para ti. Por ejemplo, si eres una persona nocturna, trata de hacer que tu ventana para comer sea de 12:00h a 21:00h, seguida de un ayuno de 15 horas. Si eres una persona de día, prueba una ventana de 09:00h a 18:00h, que permite un ayuno de 15 horas.

Cuando se trata del ayuno intermitente, lo más importante para mantener tu ayuno diario es que sea consistente y sostenible. Prueba diferentes ventanas, comidas y horarios para ver qué funciona mejor para ti.

(fuente: Zach Nehr)

¿Quieres estar al día de nuestros contenidos?

¿Quieres estar al día?

Recibe nuestros mejores artículos y novedades en nuestro newsletter quincenal

Al indicarnos tu email, estás aceptando nuestra Política de Privacidad

Artículos relacionados

Entrenamiento
Cómo aprovechar tu desplazamiento al trabajo en bici como entrenamiento

Cómo aprovechar tu desplazamiento al trabajo como entreno

Un desplazamiento al trabajo en bici siempre ha sido una excelente manera de sumar kilómetros y equilibrar las exigencias del trabajo, la vida y los objetivos deportivos.

Entrenamiento
Las mejores actividades para tu pretemporada ciclista

Las mejores actividades para tu pretemporada ciclista

La pretemporada es el momento ideal para practicar otras actividades deportivas que te permitan seguir evolucionando como ciclista. Atrévete a probar nuevos deportes.

Material
Qué información te aporta la Frecuencia Cardiaca

Qué información te aporta la Frecuencia Cardiaca

Entender lo que comunica tu frecuencia cardíaca puede ayudarte a tomar decisiones para ajustar tu esfuerzo mientras entrenas y compites.

4 comentarios

  1. Hola, gracias por la información! Solo una consulta si son tan amables, en el caso de querer probar el ayuno intermitente, por cuanto tiempo (días, semanas…?) se recomendaría hacerlo.
    Un saludo y gracias!

    1. David, una opción que puedes probar, si quieres comenzar a realizar ayuno intermitente es comenzar por realizarlo durante varios días a la semana en lugar de hacerlo todos los días “del tirón” y esperar unas 4 semanas hasta ver cómo se adapta tu organismo.
      También existe la posibilidad de empezar con un ayuno de 12/12 horas y después avanzar hacia la distribución más habitual de 16/8 horas.

    1. Sí.
      El concepto de ayuno dentro del contexto del entrenamiento se refiere a realizar un vaciado de las reservas de glucógeno, por lo que el hecho de beber agua no rompe el ayuno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Preguntas Frecuentes

logo_adn_ciclista_white.png
logo_adn_ciclista_white.png

Somos un equipo de entrenadores de ciclismo y nutricionistas profesionales que trabajamos 100% online.

Llevamos ya más de 20 años en el mundo del entrenamiento y durante los últimos 8 nos hemos centrado en el entrenamiento a través de Internet.

Hemos asesorado a más de 1.900 deportistas en toda nuestra trayectoria, así que te puedes imaginar que eso es mucha experiencia que hemos adquirido.

El objetivo que tenemos con este proyecto es permitir que el máximo número de personas tenga la posibilidad de contar con un entrenamiento personalizado.

Para empezar a entrenar con nosotros solo tienes que rellenar este formulario.

Cuando hayamos recibido tus datos, te asignaremos un entrenador que contactará contigo y podrás explicarle con más detalle tu disponibilidad y tus objetivos.

Disponemos de dos modalidades en función de si quieres que gestionemos solo el entrenamiento (29 €/mes) o bien el entreno+nutrición (49 €/mes).

La primera diferencia entre ambos planes es que con la modalidad de 29€ trabajas con un entrenador, mientras que con la modalidad de 49€ lo haces con un entrenador y con una nutricionista.

La segunda diferencia está en nuestra velocidad de respuesta. En ocasiones nos encontramos con un alto volumen de mensajes y tenemos que seguir un orden para responder y en ese caso empezamos respondiendo a los deportistas de la modalidad de 49€ antes que los de 29€.

Lo que no hay diferencias es a nivel de 'calidad' del entreno, es decir que no se da el caso de que los deportistas de 49€ 'entrenan mejor' que los de 29€.

. No hay problema.

Nuestra intención es que cada deportista pueda usar los recursos que mejor le encajen a lo largo de la temporada así que en cualquier momento puedes cambiar de la modalidad de solo entrenamiento a la de entreno+nutrición o al revés.

Los 15 días gratis se trata de un período 'normal' de entrenamiento sin ningún tipo de compromiso que sirve para que compruebes si nuestra manera de entender el entrenamiento coincide con lo que estás buscando.

No queremos que empieces a pagar sin habernos probado antes y saber que lo que te ofrecemos es lo que buscas.

. Puedes darte de bajar en cualquier momento aunque esperamos que todavía falte mucho para que llegue ese día.

No tenemos matrículas ni períodos de permanencia ya que queremos que los ciclistas que entrenan con nosotros lo hagan porque voluntad propia y no porque estén obligados por una permanencia.

Ni mucho menos

Disponemos de nuestra app que se conecta a Strava y Garmin Connect y así en el momento en que tu completas una sesión nosotros recibimos los datos automáticamente.

Nuestra app nos avisa del momento en que consigues un nuevo récord (por ejemplo una mejora de tu FTP) y nos avisa si te estamos exigiendo demasiado o demasiado poco.

En el momento de empezar a entrenar con nosotros solo tienes que conectar nuestra app con tu perfil de Strava y/o Garmin Connect (te explicaremos cómo se realiza ese proceso pulsando un botón de la app) y a partir de ese momento ya te tendremos controlado.

Como imaginarás, no te diremos que el material mínimo sea una bici, casco, zapatillas... esperamos que todo esto ya lo tengas. Nos referimos al material tecnológico.

Lo mínimo que necesitas es un pulsómetro. No necesitas ni mucho menos disponer del último modelo con funciones de GPS, almacenamiento de las sesiones, consumo de calorías ni otras opciones... solo con conocer tu frecuencia cardíaca mientras entrenas será más que suficiente.

Buscamos sacar el mejor rendimiento de tu cuerpo, así que necesitas por lo menos disponer de un pulsómetro.

Para entrenar con nosotros no es obligatorio hacer una prueba de esfuerzo, ya que regularmente realizarás tests de campo que nos proporcionarán información muy valiosa sobre tu estado de forma y nos ayudarán a actualizar con precisión tus zonas de intensidad.

De todos modos, realizar un prueba de esfuerzo cada uno o dos años es una opción que a nivel personal (y también pensando en la tranquilidad de tu familia) es interesante realizar.

Recuerda que quieres disfrutar de la bici, así que no vale la pena estar sufriendo continuamente por tu salud por no haberte hecho un chequeo médico.

No es ningún problema.

Cada semana te mandamos una propuesta de entrenamientos y es muy importante la palabra «propuesta» ya que no se trata de una obligación.

Si tienes claro que el trabajo que te presentamos es una propuesta y no una obligación entonces podrás mantener una rutina con más facilidad.

En ocasiones buscaremos sacarte de tu zona de confort y exigirle a tu cuerpo un poco más, con lo que es posible que cumplir al 100% el plan de entreno sea duro.

Para tu tranquilidad, piensa que si puedes cumplir con un mínimo del 70% de las sesiones propuestas, la evolución está asegurada

Rellena este formulario para entrenar con

logo_adn_ciclista_white.png

Rellena este formulario

Datos personales

 

Elige tu modalidad*

 

*prueba 15 días gratis y descubre si nuestra dinámica es lo que buscas

Aprovecha tu tiempo disponible

Rellena este formulario para contactar con

logo_adn_ciclista_white.png

Rellena este formulario

Contactar*

*Te responderemos lo antes posible.

Aprovecha tu tiempo disponible

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.
Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies