logo_adn_ciclista_50.png

No hay productos en el carrito.

0

No hay productos en el carrito.

0

ver artículos de:

Cómo trabajar correctamente los abdominales (parte I)

Se pueden contar con los dedos de las manos las personas que he visto trabajar correctamente los abdominales. ¿A qué es debido?

Como asesor de salud llevo más de 20 años trabajando en centros de fitness y gimnasios y puedo decir que se pueden contar con los dedos de las manos las personas que he visto trabajar correctamente los abdominales. A no ser que trabajen asesorados por un profesional cualificado la gente que entrena por libre no tiene ni idea de cómo trabajar estos músculos. Y los ciclistas no somos una excepción.

Por norma general la gente que hace abdominales se guía o bien por los ejercicios que un amigo “le ha dicho que van muy bien” o se creen los titulares de las revistas de fitness que prometen que con tan solo 6 minutos de entrenamiento haciendo tal o cual ejercicio conseguirás la deseada tableta de chocolate.

Cómo trabajar correctamente los abdominales

A ver, no seamos ingenuos… Si a las revistas les interesaran tus abdominales publicarían un artículo como este que te hacemos llegar hoy donde te contaremos toda la verdad sobre como trabajar correctamente los abdominales y se olvidarían del tema. Pero si lo hicieran… ¿Qué crees que pasaría? Pues que ya no podrían escribir más sobre los abdominales y se les terminaría el filón de vender revistas. Así que aún que en estas revistas puedas encontrar algún buen consejo, no te dejes engañar por estas portadas de Photoshop.

Para entrenar correctamente una zona primero tienes que conocer tanto su anatomía, su fisiología como su funcionamiento. Como el objetivo de este artículo es ser lo más divulgativo posible no vamos a entrar en mucho detalle en la anatomía de los abdominales pero si queremos daros alguna noción importante que esperemos cambie vuestra visión tradicional de la “tableta de chocolate”.

Lo primero que debemos entender es que si se quiere entrenar de forma correcta y mejorar tanto la funcionalidad como el rendimiento deportivo no debemos entrenar los abdominales de forma aislada (músculo a músculo) sino de forma integrada como una parte central y fundamental del cuerpo. De hecho ya hace unos años que el termino “abdominales” ha evolucionado haci un termino más correcto como el “faja abdominal” o incluso el actual de “core” o centro en inglés.

Para simplificarlo (ya que es mucho más complejo que esto) debemos entender y visualizar este centro o “core” como un cubo con sus seis lados o como una habitación con su techo en la parte de arriba, sus dos paredes laterales a los costados, su pared frontal en la parte delantera, su pared trasera en la parte posterior y el suelo en la parte de abajo. Y todo esto unido e interconectado a la cintura escapular (hombros y brazos) y a la cintura pélvica (cadera y piernas).

Cómo trabajar correctamente los abdominales

A nivel anatómico estas paredes corresponderían principalmente a:

  • Techo: músculo diafragma
  • Paredes laterales: músculos oblícuos (interno/externo), intercostales, dorsal ancho…
  • Pared frontal: músculo recto del abdomen y transverso
  • Pared trasera: músculos paravertebrales/multífidos, lumbares, fascia toracolumbar, glúteos…
  • Suelo: músculos del suelo pélvico y cintura pélvica

Ahora que ya sabemos que hay muchos más músculos que solamente los típicos abdominales que forman la “tableta de chocolate” vamos a ver que función debe tener este “core” para proporcionarnos un buen rendimiento y evitarnos lesiones.

La mayoría de la gente cree que la función de los “abdominales” es flexionar el tronco hacia delante, hacia los lados y poco más. De hecho la función del “core” no es ni de lejos esta.

Antes de aclarar cual es la función de los distintos músculos del “core” debemos saber que la función de un músculo viene determinada por el tipo de fibra muscular de la cual está formado ese músculo.

De esta manera podemos clasificar los músculos en dos grandes categorías:

  • Músculos tónicos: constituidos mayoritariamente por fibras de tipo I (contracción lenta, capacidad de generar menos fuerza y más resistentes a la fatiga). La función de estos músculos es la de mantener un buen tono muscular en reposo tanto para aguantar los órganos internos como para mantener una buena postura.
  • Músculos fásicos: constituidos mayoritariamente por fibras de tipo II (contracción más rápida y fuerte pero con menos tolerancia a la fatiga). La función de estos músculos es la de generar fuerza para producir movimiento o resistir una carga pesada.

Estudios científicos (Boutillier y Outrequin, 1982) han demostrado que los músculos abdominales del “core” están formados por un 75% de tejido conectivo y un 25% de fibras musculares. De este porcentaje de músculo el 75% son fibras de tipo I (tónicas o posturales) y solo el 25% son fibras del tipo II (fásicas o de movimiento).

¿Os dais cuenta de lo que quiere decir esto? Que los abdominales son músculos tónicos y su función principal es la de:

  • Estabilizar pelvis y columna vertebral
  • Aguantar los órganos internos en su sitio (evitar prolapsos, hernias…)
  • Favorecer el proceso de respiración

Solo una pequeñísima parte tiene una función fásica de:

  • Flexionar, extender o rotar el tronco

Así que…, ¡por que la gente solo hace ejercicios abdominales de flexión, extensión o rotación del tronco! Pero si no sirven para nada! ¡Y menos para el ciclismo! El rendimiento que se va a obtener es residual. ¡Solo se trabaja menos del 25% del músculo! Además el riesgo de lesión trabajando de esta manera es altísimo.

A parte de que mantener una buena postura durante su ejecución es prácticamente imposible, el problema viene sobre todo de las grandes presiones intra-abdominales que se generan durante estos ejercicios y su distribución dentro de la cavidad abdominal.

Por ejemplo, en los hombres cuando hacen un abdominal tradicional como el “crunch” aumenta muchísimo la presión dentro del abdomen (barriga). Esta presión suele dirigirse sobre todo hacia la parte anterior (ombligo) y hacia la pared posterior (columna). Recordar que en el techo hay el diafragma (músculo muy fuerte) y el suelo en los hombre está cerrado (no como el de las mujeres) por lo tanto la presión suele ir hacia las paredes más débiles.

Por este motivo, si se abusa de este tipo de ejercicios abdominales los hombres podemos acabar con hernias umbilicales, inguinales, hernias discales, pubalgias o disfunciones sexuales.

Cómo trabajar correctamente los abdominales

En el caso de las mujeres pasa lo mismo pero con el agravante de que como su suelo pélvico está más abierto y desprotegido las presiones que se dirigen hacia abajo pueden terminar con prolapsos vaginales o incontinencias urinarias.

Cómo trabajar correctamente los abdominales

Ay que dejar de hacer todos estos ejercicios que no sirven para nada (solo para lesionaros) y empezar a entender que los abdominales forman parte de un complejo funcional mucho más grande e importante llamado “core” y que es necesario trabajarlo de otra forma muy distinta a la que se ha estado haciendo hasta ahora.

Porqué, ¿de que te sirve tener una tableta de chocolate si luego cuando te subes a la bici te duele la espalda? Además, para marcar abdominales solo hay dos caminos… O consigues bajar tu porcentaje de grasa por debajo del 10% pasando hambre o te los ma
quillas como los de las revistas. No hay más.

Ejercicios específicos en la segunda parte

Ahora que ya conoces la teoría ha llegado el momento de pasar a la práctica, cosa que hacemos en la segunda parte de este artículo.

Pulsa aquí para ver los ejercicios específicos de abdominales.

(fuente: Xavi Garcia, asesor de salud de Fitness Integral)

¿Quieres estar al día de nuestros contenidos?

¿Quieres estar al día?

Recibe nuestros mejores artículos y novedades en nuestro newsletter quincenal

Al indicarnos tu email, estás aceptando nuestra Política de Privacidad

Artículos relacionados

Entrenamiento
Cómo trabajar correctamente los abdominales

Cómo trabajar correctamente los abdominales (parte II)

Te presentamos una propuesta coherente de trabajo “abdominal” para que no solo sea efectiva sino para que sea también segura para tus abdominales.

Un comentario

  1. Es un artículo buenísimo; muchas gracias por la información, realmente a cambiado mi perspectiva del entrenamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Preguntas Frecuentes

logo_adn_ciclista_white.png
logo_adn_ciclista_white.png

Somos un equipo de entrenadores de ciclismo y nutricionistas profesionales que trabajamos 100% online.

Llevamos ya más de 20 años en el mundo del entrenamiento y durante los últimos 8 nos hemos centrado en el entrenamiento a través de Internet.

Hemos asesorado a más de 1.900 deportistas en toda nuestra trayectoria, así que te puedes imaginar que eso es mucha experiencia que hemos adquirido.

El objetivo que tenemos con este proyecto es permitir que el máximo número de personas tenga la posibilidad de contar con un entrenamiento personalizado.

Para empezar a entrenar con nosotros solo tienes que rellenar este formulario.

Cuando hayamos recibido tus datos, te asignaremos un entrenador que contactará contigo y podrás explicarle con más detalle tu disponibilidad y tus objetivos.

Disponemos de dos modalidades en función de si quieres que gestionemos solo el entrenamiento (29 €/mes) o bien el entreno+nutrición (49 €/mes).

La primera diferencia entre ambos planes es que con la modalidad de 29€ trabajas con un entrenador, mientras que con la modalidad de 49€ lo haces con un entrenador y con una nutricionista.

La segunda diferencia está en nuestra velocidad de respuesta. En ocasiones nos encontramos con un alto volumen de mensajes y tenemos que seguir un orden para responder y en ese caso empezamos respondiendo a los deportistas de la modalidad de 49€ antes que los de 29€.

Lo que no hay diferencias es a nivel de 'calidad' del entreno, es decir que no se da el caso de que los deportistas de 49€ 'entrenan mejor' que los de 29€.

. No hay problema.

Nuestra intención es que cada deportista pueda usar los recursos que mejor le encajen a lo largo de la temporada así que en cualquier momento puedes cambiar de la modalidad de solo entrenamiento a la de entreno+nutrición o al revés.

Los 15 días gratis se trata de un período 'normal' de entrenamiento sin ningún tipo de compromiso que sirve para que compruebes si nuestra manera de entender el entrenamiento coincide con lo que estás buscando.

No queremos que empieces a pagar sin habernos probado antes y saber que lo que te ofrecemos es lo que buscas.

. Puedes darte de bajar en cualquier momento aunque esperamos que todavía falte mucho para que llegue ese día.

No tenemos matrículas ni períodos de permanencia ya que queremos que los ciclistas que entrenan con nosotros lo hagan porque voluntad propia y no porque estén obligados por una permanencia.

Ni mucho menos

Disponemos de nuestra app que se conecta a Strava y Garmin Connect y así en el momento en que tu completas una sesión nosotros recibimos los datos automáticamente.

Nuestra app nos avisa del momento en que consigues un nuevo récord (por ejemplo una mejora de tu FTP) y nos avisa si te estamos exigiendo demasiado o demasiado poco.

En el momento de empezar a entrenar con nosotros solo tienes que conectar nuestra app con tu perfil de Strava y/o Garmin Connect (te explicaremos cómo se realiza ese proceso pulsando un botón de la app) y a partir de ese momento ya te tendremos controlado.

Como imaginarás, no te diremos que el material mínimo sea una bici, casco, zapatillas... esperamos que todo esto ya lo tengas. Nos referimos al material tecnológico.

Lo mínimo que necesitas es un pulsómetro. No necesitas ni mucho menos disponer del último modelo con funciones de GPS, almacenamiento de las sesiones, consumo de calorías ni otras opciones... solo con conocer tu frecuencia cardíaca mientras entrenas será más que suficiente.

Buscamos sacar el mejor rendimiento de tu cuerpo, así que necesitas por lo menos disponer de un pulsómetro.

Para entrenar con nosotros no es obligatorio hacer una prueba de esfuerzo, ya que regularmente realizarás tests de campo que nos proporcionarán información muy valiosa sobre tu estado de forma y nos ayudarán a actualizar con precisión tus zonas de intensidad.

De todos modos, realizar un prueba de esfuerzo cada uno o dos años es una opción que a nivel personal (y también pensando en la tranquilidad de tu familia) es interesante realizar.

Recuerda que quieres disfrutar de la bici, así que no vale la pena estar sufriendo continuamente por tu salud por no haberte hecho un chequeo médico.

No es ningún problema.

Cada semana te mandamos una propuesta de entrenamientos y es muy importante la palabra «propuesta» ya que no se trata de una obligación.

Si tienes claro que el trabajo que te presentamos es una propuesta y no una obligación entonces podrás mantener una rutina con más facilidad.

En ocasiones buscaremos sacarte de tu zona de confort y exigirle a tu cuerpo un poco más, con lo que es posible que cumplir al 100% el plan de entreno sea duro.

Para tu tranquilidad, piensa que si puedes cumplir con un mínimo del 70% de las sesiones propuestas, la evolución está asegurada

Rellena este formulario para entrenar con

logo_adn_ciclista_white.png

Rellena este formulario

Datos personales

 

Elige tu modalidad*

 

*prueba 15 días gratis y descubre si nuestra dinámica es lo que buscas

Aprovecha tu tiempo disponible

Rellena este formulario para contactar con

logo_adn_ciclista_white.png

Rellena este formulario

Contactar*

*Te responderemos lo antes posible.

Aprovecha tu tiempo disponible

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.
Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies