//5 consejos para superar los nervios del día de la carrera

5 consejos para superar los nervios del día de la carrera

Hay muchas razones por las que los ciclistas sienten nervios antes de un evento. Ya sea tu primera carrera o tu 50ª, cuando llegas a la línea de salida, es probable que experimentes cierta ansiedad.

Es normal sentirse nervioso cuando estás a punto de asumir un nuevo desafío o de abordar algo importante para ti y no estás seguro del resultado.

Estas son algunas situaciones en las que puede encontrarte pensando:

  • ¿Qué estoy haciendo?
  • No debería estar aquí.
  • Debería haber entrenado más.
  • ¿Qué pasa si no termino?
  • ¿Qué pasa si decepciono a mi familia / amigos / compañeros de equipo / patrocinadores?

Los nervios que sientes son parte de tu respuesta de lucha o huida. Tu corazón comienza a latir un poco más rápido y tus manos se ponen sudorosas. Es difícil concentrarte, tu respiración es superficial, tienes un nudo en el estómago, y estás mirando los indicadores de los baños preguntándote si tienes tiempo para volver antes de que comience la carrera.

Por lo general, la ansiedad del día de la carrera se debe a que no te sientes preparado o te presionas demasiado y cuando el evento tiene más importancia para ti, tenderás a aumentar esa presión aún más. Por supuesto, hay cosas que puedes hacer antes de la carrera para ayudarte a sentirte más seguro y preparado para entrar, así que aquí tienes 5 consejos para calmar tu ansiedad el día de la carrera:

1. Acepta los nervios

Está bien estar nervioso. Acéptalo. De hecho, hay algunos ciclistas que te dirán que están más preocupados antes de un evento cuando no se sienten nerviosos.

En realidad, la ansiedad puede ser una emoción positiva si no dejas que se aproveche de ti. Otra cosa que debes aceptar es que probablemente no dormirás bien la noche antes de tu carrera. No te preocupes por eso. Preocuparte por eso solo te hace sentir peor y resulta que la falta de sueño de la noche anterior a una carrera puede que no te haga sentir bien, pero fisiológicamente aún podrás actuar de la forma en que lo harías con una buena noche de sueño.

2. Replantea las mariposas

La adrenalina adicional en tu cuerpo que se activa cuando enciendes tu respuesta de lucha o huida desencadena una gran cantidad de respuestas fisiológicas, una de las cuales es la sensación de mariposas en el estómago. Si percibes tus síntomas fisiológicos como “malos”, entonces cuando sientes mariposas, te etiquetas a ti mismo como nervioso. Cambiar tu percepción de esas mariposas puede ayudarte con tus nervios. Cuando comiences a sentirte nervioso el día de la carrera, replantea las mariposas diciéndote a ti mismo que no estás nervioso, que tu cuerpo se está emocionando y preparándote para la carrera.

3. Date un impulso emocional

Tus emociones juegan un papel muy importante en tu comportamiento. Tu estado emocional altera tus sentimientos de motivación y confianza, y también controla cuánto esfuerzo harás. Sientes tus emociones porque hay diferentes cambios fisiológicos asociados con diferentes emociones y esos cambios fisiológicos pueden aumentar o disminuir tu rendimiento físico.

Un estudio reciente mostró que los resultados se mejoraron significativamente para los velocistas cuando imaginaron un momento muy feliz en sus vidas inmediatamente antes de sus participaciones. Date un impulso emocional al pensar en tu mejor actuación, tu escena favorita de una película divertida o cualquier recuerdo feliz de tu pasado que te haga sonreír, reír y sentirte bien.

4. Deja de comparar

¿Estás observando a tu competencia y sintiendo que no estás a la altura? ¿Te preocupa cómo te va en comparación con las personas que te rodean? Compararte con tus compañeros de equipo y competidores puede llenarte de ansiedad.

Necesita medir tu éxito en función de TUS objetivos y TU rendimiento, independientemente de lo que haga cualquier otra persona a tu alrededor.

Es tu día, es tu objetivo, y es tu carrera. No compare las carreras entre ellas tampoco. Incluso si compites en la misma carrera en condiciones similares, cada día de carrera es diferente. Necesitas confiar en ti mismo, confiar en tu entrenamiento y solo concentrarte en tu propia carrera.

5. Abraza el presente

Esta es una de las cosas más importantes e impactantes que puedes hacer para aliviar tu ansiedad y mejorar tu rendimiento, y una de las más difíciles.

Mantén tu mente en el momento presente. Deja de viajar al pasado pensando en el entrenamiento que crees que deberías haber hecho. Deja de viajar hacia el futuro preocupándote por el resultado del día.

Quédate aquí en la conversación de la carrera y es más probable que te adaptes a los desafíos de la carrera que se presenten. Respira, abraza el presente y disfruta el día.

(fuente: Carrie Cheadle)

2018-04-11T09:12:59+00:00 Categories: Psicología|Tags: , , |